logo marques
logo-drivim

    Conservatoire Citroën, el museo del doble chevrón

    Inaugurado en 2001 el Conservatoire aloja la colección de vehículos históricos de Citroën. Este de edificio de 5.000 metros cuadrados está situado en Aulnay-sos-Bois, a 7 kilómetros del aeropuerto Charles de Gaulle de París. Se trata de un espacio privado donde la marca del doble Chevrón atesora modelos de calle, coches de carreras, prototipos únicos y mucho más.

    Aunque no está abierto al público como un museo más, se pueden organizar visitas guiadas entre semana para grupos. Son numerosos los clubs de la marca que preparan viajes para entrar en el sancta sanctorum de Citroën. Un guía acompaña a los visitantes durante una hora y media contando detalles y anécdotas de prácticamente todos y cada uno de los más de 300 coches que allí se encuentran.

    captura-de-pantalla-2016-11-11-a-las-14-07-23

    En la puerta de acceso encontramos un conjunto de engranajes que recuerdan los inicios de la compañía. André Citroën (1878-1935) inició su carrera como industrial con la producción de utillaje mediante engranajes con un patrón de tipo doble chevrón bajo licencia polaca.

    Su primer paso dentro de la industria del automóvil lo dio dentro de la marca de automóviles Mors entre 1906 y 1914. Durante la Primera Guerra Mundial produjo armamento para el ejército francés. Al finalizar la contienda en la que Francia venció, André Citroën decidió aprovechar el potencial de su fábrica así como su experiencia adquirida con Mors para fabricar sus propios automóviles.

    captura-de-pantalla-2016-11-11-a-las-14-08-16

    Una vez dentro del museo, a mano izquierda encontramos una espectacular estantería repleta de maquetas a escala 1:5 de prototipos de toda la historia de la marca. Estos modelos son creados durante la fase de diseño antes de iniciar el trabajo de modelaje a tamaño real.

    André Citroën fue pionero en muchos aspectos, como en la creación de una marca de juguetes para niños Jouets Citroën con la que promocionar sus coches entre una generación de futuros conductores. Sirva de ejemplo este coche a pedales bautizado como Citroënet C4 de 1928.

    captura-de-pantalla-2016-11-11-a-las-14-11-00

    captura-de-pantalla-2016-11-11-a-las-14-11-08

    captura-de-pantalla-2016-11-11-a-las-14-11-19

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ¿Quieres alquilar
    un vehículo?

    Tenemos un vehículo por cada situación.
    ¡Vive nuevas experiéncias!